Desde que Google informó que más del 50% de su tráfico proviene de búsquedas multilingües, el desarrollo de una presencia en línea multilingüe se ha vuelto fundamental. Sin embargo, el dilema sigue siendo el mismo: ¿A qué mercados apuntar? ¿Cuáles son los más importantes en términos de usuarios?

En primer lugar, veamos qué partes del mundo cuentan con la mayor cantidad de usuarios. ¡A pesar de lo que casi todos creen, no se trata de América del Norte! Con cerca de 400 millones de usuarios, Asia se encuentra, sin duda alguna, en el primer puesto, seguida por Europa, con aproximadamente 315 millones de usuarios, mientras que América del Norte (que definiremos como Estados Unidos, Canadá y México) sólo posee 232 millones de usuarios.

En mi amplia experiencia con las aplicaciones multilingües en línea, aprendí a diferenciar claramente la cantidad de usuarios del potencial de un mercado para un producto o servicio en particular. Por ejemplo, el mercado en línea hispano (entre América del Sur y Central, los Estados Unidos, el Caribe y España) cuenta con unos pocos usuarios más que el mercado de habla francesa. ¡Pero cuando se trata del poder adquisitivo, los países como Francia, Bélgica, Suiza o Canadá (Quebec) superan ampliamente a Perú, Bolivia o Chile!

Pero además del poder adquisitivo, debemos prestar atención a las ramificaciones culturales que definen los comportamientos en Internet. En otras palabras, ¿un mercado específico tiene la costumbre de realizar pedidos y transacciones en línea? Por ejemplo, en comparación con la cantidad de usuarios, Francia es sumamente activa en línea, mientas que los países de habla francesa de África son, proporcionalmente, inactivos. Lo mismo ocurre al comparar España con algunos países de América del Sur. Si comparáramos los hábitos de compra de 100.000 usuarios de España con la misma cantidad de usuarios de América del Sur, veríamos que en España la cantidad de pedidos de productos y servicios es cinco veces superior a la cantidad de pedidos que realizan Sudamérica. En muchos casos, no se trata de un problema de poder adquisitivo, sino de costumbres de pedido por correo, que dependen del sistema de entrega postal del país. De hecho, en muchos países en los que el sistema de correos no es confiable (¡por no decir funesto!) los usuarios en línea nunca llegaron a adquirir la costumbre de realizar pedidos por correo antes de la era de Internet. Como resultado, si bien estos mercados buscan productos y servicios en línea, no están tan dispuestos a realizar pedidos por correo como otros países que cuentan con sistemas de correo más eficientes.

Por lo tanto, resulta imposible basarse exclusivamente en la cantidad de usuarios al analizar la posibilidad de establecer una presencia en línea multilingüe. Otro excelente ejemplo para demostrar este hecho es el de China y Japón. Actualmente, China cuenta con aproximadamente 145 millones de usuarios y es uno de los mercados de crecimiento más rápido de Internet. Japón, con 86 millones de usuarios, ha alcanzado prácticamente su máximo potencial porque aproximadamente el 70% de la población está en línea. Solo un porcentaje muy pequeño de los usuarios de China posee una tarjeta de crédito o tiene derecho a solicitar lo que desea, mientras que en Japón la situación es diametralmente opuesta.

Una vez más, no se debe confundir la cantidad de usuarios con el poder adquisitivo de un mercado en particular.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta la riqueza de los mercados del Tercer Mundo o de países con desventajas económicas. Por ejemplo, los países como Bangladesh, Mozambique o Somalia, pueden no parecer atractivos a simple vista. Sin embargo, en los países del Tercer Mundo, quienes están en línea son ricos y prósperos. En esos países, no existe la clase media. ¡Básicamente, se es extremadamente pobre o millonario! En estos países, los usuarios que están conectados pertenecen a la segunda categoría. Muchos portales de apuestas y sitios de entretenimiento de todo tipo han encontrado grandes clientes en mercados de países económicamente desfavorecidos. De hecho, las personas acaudaladas de Ruanda o Chad no cuentan con muchas posibilidades de entretenimiento en su lugar de origen. Es más, en la infraestructura de su país, casi todo escasea: vestimenta, artículos electrónicos, etc. De esta manera, las aplicaciones se han transformado en una forma de salvación que les ofrece entretenimiento a las minorías ricas de los mercados tercermundistas.

Los mercados multilingües en línea son complejos y en lugar de analizar los países o idiomas por su poder adquisitivo o su cantidad de usuarios, es necesario evaluar qué tienen para ofrecer y definir la posibilidad de comercializar los productos o servicios de manera acorde. ¿Busca usuarios finales que adquieran sus productos? Entonces debe prestar atención al poder adquisitivo de los mercados finales y la confiabilidad de sus servicios de transporte y correo. ¿Usted es un fabricante que busca más distribuidores con el fin de incrementar sus exportaciones? Entonces, tiene infinidad de posibilidades.

Cuando desarrolle una presencia en motores de búsqueda multilingües, le aconsejo que realice una meticulosa evaluación del potencial de los mercados. Es necesario tener en cuenta tantos factores… No piense en el japonés, el francés o el español con un país específico en mente, sino como porciones de mercado de idiomas en línea. A modo de ejemplo, además de todos los países en los que se habla español, uno de los mercados hispanos en línea más activos es el de los Estados Unidos!

WWW = World Wide Web o Red de alcance mundial.
¿Su sitio realmente llega al mundo?
¡Ha llegado la hora de tomar medidas a escala global!


Para entretenerse, verifique sus conocimientos del mundo con el siguiente cuestionario: www.mseo.com/es/cuestionario/index.html.

Mathías Levarek, Ph.D. Consultor de optimización en buscadores (SEO) para www.mseo.com.