Cuando se tiene la idea de crear un sitio web, es necesario tomar en cuenta algunas reglas básicas para poder tener éxito. Generalmente, estas reglas o puntos básicos se adquieren con la experiencia. Muchos de los webmasters o administradores de sitios webs comiezan a realizar una idea espontáneamente, sin saber lo difícil que es en la actualidad el tener exito en la red. Si bién es cierto que la red representa una posibilidad potencial muy grande, ya que no hay fronteras, y se pueden alcanzar millones de personas a través de ella, por otro lado el mercado es muy competitivo. A medida que pasa el tiempo esta competencia se hace mayor, ya que diariamente miles de personas alojan un nuevo proyecto en la red.

Hay una regla básica que se aprende con la experiencia, la cual pienso que se puede aplicar a la mayoría de los projectos nuevos, es decir, al crear un nuevo sitio web. Creo que esta regla puede influir mucho en si se consigue o no el éxito deseádo. La regla es simple, tu proyecto debe de “prestar primeramente un servicio útil y gratuito a los usuarios”. Muchos webmasters diseñan su sitio web para ganar dinero con cada usuario que visite el sitio. Esto es un error que se comete mucho al comienzo. Sólo una poca cantidad de los visitantes realmente estarán dispuestos a comprar, o a pagar por algún servicio en la red. Lo que buscan primeramente los “surfistas de red” es información, servicios gratuitos, comparación de precios gratuitamente, etc. Sólo después de que realmente están convencidos o necesitados, es cuando están dispuestos a dar un paso mayor, como inscribirse en alguna página, comprar algo, pagar por algún servicio, etc..

Por esto, cuando estés diseñando una página web, piensa siempre en la prestación de un servicio útil y gratuito, ya que esto te proporcionará muchos usuarios permanentes, o sea, que usuarios que regresarán a menudo para hacer uso de tu servicio gratuito. Después, éstos mismos usuarios se convierten en clientes activos; te proporcionarán ganancias.

La idéa es, que después de que tengas una gran cantidad de usuarios fijos, entonces puedes ofrecer servicios o productos no gratuitos para usuarios que estén necesitados de ellos en un momento determinado, así de que cuando se decidan a dar el paso de pagar por ellos tú los tengas disponibles. Por otro lado, después que tu sitio sea conocido, obtendrás usuarios que sí están dispuéstos a pagar por dicho servicio o producto. Estos servicios o productos pagos, no deben de existir gratuitamente en algún otro sitio web, sino que son productos o servicios pagos en toda la red, ya que de otra manera los usuarios irán a donde los consigan gratuitamente.

En resumen, primero atráe visitantes ofreciéndo un servicio gratuito bueno y de calidad, y cuando ya tengas una cantidad conciderable de usuarios diarios, ofrece servicios no gratuitos paralelamente a los gratuitos, para que cuando tus usuarios necesiten de estos, tu los tengas disponible.