Este artículo está también disponible en: English (Inglés)

Como dar una primera impresión positiva.
El lenguaje corporal dice mucho a la hora de transmitir nuestra personalidad y dejar una impresión positiva.

Después de un largo confinamiento, poco a poco los grandes eventos sociales están volviendo a nuestras vidas. Tener un estilo propio en cuanto a lo que comportamiento respecta, nos permitirá crear un impacto positivo a la hora de socializar.

Es por eso que en este articulo te enseñaremos 7 normas de conductas que podemos aplicar para dar una buena impresión, pequeñas acciones que nos ayudarán a que nos recuerden con gran estima y así lograr ampliar nuestras red de contactos.

Postura correcta

A través de nuestro cuerpo comunicamos mucho más de lo que creemos. El lenguaje corporal dice mucho a la hora de transmitir nuestra personalidad y de la forma en que nos perciben los demás. Si asistimos a un evento importante, por ejemplo, es fundamental que pongamos atención a mantener una postura correcta. No se trata de parecer robots, pero sí mantener una postura relajada e íntegra, los hombros hacia atrás, los brazos relajados, nunca cruzados. En el caso de que tengamos que permanecer sentadas, evitar lo mas posible arquear la columna vertebral y tener especial cuidado a la posición de las piernas: lo recomendable es cruzarlas. La clave está en encontrar el punto medio entre comodidad y elegancia.

Una característica muy notoria, que también forma parte de nuestro lenguaje corporal, es sonreír a los demás naturalmente: esto hará que nos perciban más cercanos y que nos veamos más fáciles de acceder. Recuerda: la curva más bonita es la de la sonrisa.

Amabilidad a la hora de compartir la mesa

El protocolo a la hora de compartir una comida es extenso y hablaremos de ello más ampliamente en un próximo articulo más especifico, pero en esta ocasión hablaremos de uno de los modales más notorio: la amabilidad al momento de servirte algo de la mesa. Un ejemplo de ello es: si vas a servirte la bebida, antes de servirte a ti mismo en tu copa, es importante que ofrezcas servirle primero a quienes te acompañan en la mesa, y luego servirte tu propia copa. Siempre es bueno pensar también en los demás y no solo en ti mismo. Esto hará que las personas presentes tengan de ti una imagen de generosidad y amabilidad.

Cortesía con el personal de servicio

Es de vital importancia tratar amablemente al personal que nos brinda un servicio, ya sean camareros, porteros o personal de seguridad. Si bien es su trabajo, ellos están haciendo lo mejor posible para brindarte la atención que mereces. Un gran gesto es tener el detalle de agradecer y saludar, tanto cuando llegas al lugar del encuentro como cuando te despides. Al poner en práctica este comportamiento de gentileza lograrás contagiar esta actitud a los que te rodean y así lograr que también se animen a hacer lo mismo.

Escuchar más que hablar

Si tienes interés de querer agradar a alguien en particular, es importante al momento de interactuar, de dejar que esa persona se exprese y no estar interrumpiéndolo; crear conversaciones donde esa persona sea el protagonista. Esto sin dudas hará que esa persona acabará interesándose por ti genuinamente. Al final de cuentas el simple hecho de preguntar y demostrar interés en conocer más es un gesto de amabilidad.

Móvil: que no acapare el 100% de tu atención

Estamos todos de acuerdo en que hoy en día el móvil se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestras vidas, pero si nos encontramos en un evento importante, es fundamental que nos olvidemos del teléfono celular y pongamos nuestra atención en el evento en cuestión. Utilizar el móvil lo menos posible, como atender alguna llamada de urgencia, obviamente. Si eres influencer o tu trabajo depende de las redes sociales, saca las fotos que tengas que sacar, haz el video que necesitas hacer y luego lo guardas para poder centrarte en el evento y disfrutar del momento con integridad. No pierdas el tiempo editando o fijándote quién ha visto o comentado tu nuevo posteo. Ya que esto no solo lo notará quien dirige el evento sino también las personas que están a tu alrededor notaran que no estás prestando atención a lo sucedido.

No llegar con las manos vacías

Si has sido invitado a un evento especial, por ejemplo a un cumpleaños o una cena, un detalle bonito que te hará quedar como el invitado estrella es el hecho de llevar un regalo como presente al anfitrión. Llevar algo que le pueda ser de utilidad al anfitrión para ese mismo evento, ya sea un vino para compartir en la mesa o algún dulce para servir como postre. Un detalle generoso que te dará puntos a favor al momento de relacionarte con los demás.

Enviar un mensaje de agradecimiento

Cuando somos invitados a una reunión, el anfitrión pone su mejor esfuerzo en preparar una rica comida, limpiar la casa y hasta hacer algunos arreglos. Y es importante reconocer esta intención y saber demostrar agradecimiento por ello.

Un detalle bonito, que no todos hacen, es enviar un mensaje de agradecimiento al anfitrión al finalizar el evento, comentando lo bien que la has pasado, y cuánto deseas que se repita el encuentro nuevamente. Tras este gesto el anfitrión sabrá que de has dado valor al trabajo que ha realizado al organizar el evento, con todo lo que ello implica.

Todas estas normas de conducta te hará crear un impacto social en los demás que no pasaran desapercibidos y harán que te recuerden de una manera agradable, y sin duda buscaran la ocasión para volver a repetir el encuentro contigo. Comparte con nosotros en los comentarios si conoces algún otro gesto de este estilo. Los leo!!