Este artículo está también disponible en: Deutsch (Alemán) English (Inglés) Suomi (Finlandés)

En la actualidad el mundo está viviendo algo increible por el coronavirus. Mucha gente está enferma, muschos han muerto y otros están infectados y ni lo saben. Hay escasez, gente está perdiendo sus trabajos, etc.. Pero podemos ver algo positivo dentro de todo lo negativo? Yo creo que sí.

Las familias están juntas…

Si, por causa de la crísis la mayoría de las familias tienen que estar reunidas en sus hogares. Esto es un gran privilegio, ya que en este mundo moderno y de tanto estrés, prácticamente eso es solo posible unas pocas horas al día o a la semana. Los miembros de la familia están obligados a convivir juntos todo el día. Es una oportunidad de oro para mejorar las relaciones entre los miembros, para reconciliarse si ha existido algún problema, y en muchos casos, hasta para conocerse mejor.

La naturaleza se está regenerando…

Pues esto es una gran noticia para todos los habitantes de la tierra. Gracias a esta situación actual, la naturaleza ha recibido una pausa para regenerarse poco a poco, aunque sea por un corto tiempo – aunque a día de hoy no sabemos cuanto tiempo realmente durará este confinamiento.

Pero lo cierto es que muchos autos están en las casas parados, así que la cantidad de smoke que hay en la calle se ha reducido notablemente. Además que muchos de los otros medios de transportes como barcos, aviones y trenes han estado en pausa, o por lo menos están siendo utilizados parcialmente.

No hay tanta gente en la calle…

Esto se nota especialmente en las ciudades grandes, pero también en los pueblos y lugares de gran población. Si hay menos gente en las calles, entonces también hay menos estrés cuando se tenga que salir a hacer alguna diligencia «permitida», además que hay menos enfermedades contagiosas circulando en la calle. Las calles están más limpias, hay menos crímenes, y hasta se gastan menos los zapatos! Se ahorra en pagos de transporte público, se ahorra costos de comida en la calle, se ahorra en lavados de ropas, se ahorra el viaje de ida y venida del trabajo diariamente, en especial muy positivo para los que podemos seguir trabajando desde casa, ya que recibimos nuestro salario y ahorramos a la vez.

Pausa para el estrés y el agotamiento…

Para los que tenemos una vida muy agitada, esta pausa nos cae muy bien. La vida moderna puede ser muy estresada y, como muchos estudios lo confirman, existe una gran cantidad de personas en el mundo que sufren del llamado «burnout» o agotamiento. Especialmente en las ciudades grandes, el estrés de salir corriendo para no perder el bus para llegar al trabajo, de salir corriendo de la oficina para ir a hacer las compras, el llevar temprano a los niños al colegio o a la guardería, más las citas médicas, las citas con clientes, el estrés en el trabajo, etc.. En fin, todo lo que tiene que ver con el estrés del agite diario ha sido quitado de repente de muchas personas, dando la oportunidad de regenerarse.

A veces lo que uno nececita es una pausa para ver las cosas desde un lado diferente, reorganizar sus ideas, reflexionar sobre nosotros mismos y sobre lo que estamos haciendo.


Bueno, yo sé que si nos podenemos a reflexionar seguiremos encontrando muchas cosas positivas dentro de todo lo negativo que contiene esta crísis por el COVID-19.

Pregunta: ¿Puedes tú tambien ver cosas positivas en todo esto?, si es así, te invito a que escribas un comentario al respecto. Gracias!