Los depósitos de poliéster son ideales para el almacenamiento de infinidad de productos líquidos en su interior gracias a su estanqueidad y diversidad de formas.

Se utilizan en todos los campos, incluido el agrícola y ganadero. Antes de su adquisición, debemos consultar que tipo de mantenimiento es necesario para evitar desperfectos y posibles averías.

El mantenimiento de los depósitos de poliéster es muy bajo. Presentan un reforzamiento en fibra de vidrio que dotan al tanque de impermeabilidad. Además, el los depósitos de poliéster son ideales para el almacenamiento de infinidad de productos líquidos en su interior gracias a su estanqueidad y diversidad de formas.

Las características principales de los fabricados en poliéster PRFV son su alta resistencia química, mecánica y a la temperatura, así como su ligereza.

Igualmente, se consigue prevenir los poros en el depósito y dificultar tanto la adherencia de productos químicos como la creación de microorganismos.

Lo más importante del mantenimiento de los depósitos de poliéster se basa mayormente en la observación y comprobación de la inexistencia de fisuras en el depósito y el recubrimiento.

Para los depósitos que se encuentren al aire libre es necesario solicitar una protección con una pintura especial para filtrar los rayos UVA del sol.

Los depósitos de poliester reforzados con fibra de vidrio aseguran durabilidad y bajo coste de mantenimiento.

Mediterranea del Poliéster fabrica depósitos de poliéster fabricados bajo normas EN13121, BS-4994 Y ASME RTP1.