21 grados son suficientes para calentar una vivienda. Con las subidas del precio del gas de los últimos años, mantener la casa caliente en invierno se está convirtiendo en un lujo. Por ello, damos  algunos consejos para que puedas ahorrar  →