El gran mal de todos los trabajos es el aburrimiento al tratarse de un esfuerzo repetitivo. Al encontrarnos con procesos estandarizados es normal que nos relajemos y no nos concentremos tantos en la realización de las tareas, poniendo en riesgo  →