Hay cosas que una vez que suceden es complicado que regresen a su estado original. Sucede con un jarrón roto que ha sido pegado con pegamento. Ocurre también con un disco compacto que se ha rallado. Y también sucede con las estrías. ¿Alguien sabe cómo quitar las estrías de una forma rápida y permanente?

Los jarrones se rompen y se pegan. Los discos compactos se rallan y se pulen. La piel se estira y vuelve a su posición original, ¿lo hacen? Lo cierto es que no del todo. Tras el proceso del parto, es difícil que retorne a su estado original sin una ayuda extra que la hidrate y mime. Cómo quitar las estrías no tiene que convertirse en un quebradero de cabeza.

Y cuando decimos que las cosas no regresan a su estado original, no necesariamente significa que empeoren. No tiene razón que sea siempre así. En ocasiones es bueno volver a empezar para tomar una nueva perspectiva y crecer con más fuerza. El optimismo es una casa grande.

La preparación lo es todo

Muchos deportistas de élite toman complejos vitamínicos para rendir mejor y completar aquellas carencias que su cuerpo presenta. No es nada nuevo, se lleva haciendo desde la antigüedad. Todos los pueblos han enriquecido su dieta para equilibrar los aportes que el organismo necesita.

No estoy hablando de la poción mágica que el druida Panoramix prepara para los galos y a cuya marmita Obelix se cayó cuando era pequeño. Porque lamentablemente esta receta pertenece a la ficción. O por lo menos sus ingredientes no han trascendido y ella permanece tan oculta como la del famoso refresco de cola, que nunca se sabrá.

Lo cierto es que los complejos vitamínicos son energía que proporciona un extra cuando más lo necesitas. Porque todos estamos expuestos a sufrir un bajón en cualquier momento. Hay que estar preparado para todo.

Autor: Alicia Martin