Vacasionistas en países mediterráneos siempre se quejan de desagradables problemas de piel. Esto se debe generalmente a aguas contaminadas y arenas sucias.

En vez de sentarse sobre un paño fino, se debe usar algo mas grueso, como por ejemplo sobre tejídos de hamaca o algo parecido.

Zapatos de plásticos de bañarse protegen de ostras con conchas de bordes afiládos, pinchaduras de erizos de mar y cualquier otro objeto parecído. Una receta antigua de pezcadores ayuda en caso de aguijones: ponerse un pañito húmedo con vinagre sobre la herida. Esto por lo menos disuelve por las noches los aguijónes que se encuentran cerca de la superficie de la piel.

Vacasionistas no se deberían de bañar en ríos ó mares tropicáles, si los mismos no han sido dados de alta por las autoridades competentes. Estas aguas pueden estar contaminadas por vacterias que pueden transmitir fuertes enfermedades. Algunos de éstos parásitos podrían incluso años después dañar los órganos internos. O uno se podría encontrar con peces que canívales como las Pirañas en amazonas.